Ventajas el zinc para la construcción

Son muchas las ventajas derivadas del uso del zinc para la construcción, pero nosotros nos hemos querido centrar en las cinco que consideramos más importantes:

Resistencia

El zinc es un material que presenta una alta resistencia, especialmente a la corrosión y a la oxidación. Se trata de un componente que suele generar muy poca humedad y, por lo tanto, es buena idea usarlo en proyectos que se encuentren en climas húmedos.

Autoreparación

El zinc para la construcción tiene una propiedad de “curación”. Las marcas leves que se le causen a las láminas de este material se reparan con el paso del tiempo, lo que quiere decir que soporta muy bien los vientos fuertes y las tormentas.

Visualmente estético

Una característica única de este material es que tiene muy buena estética. En su forma original, puede adaptarse a cualquier estructura y su color combina bastante bien con un aspecto moderno e industrial.

Fácil de transportar y almacenar

Debido a que es bastante ligero, el zinc para construcción se vuelve muy fácil de mover de un lado a otro. Además, también es perfecto para ser almacenado, pero debes tener en cuenta que debes protegerlo para evitar daños.

Te recomendamos que lo aisles del suelo con una capa de plástico y que evites envolver cada lámina de zinc en un material que deje filtrar la humedad. De esta manera podrás alargar la vida del mismo.

El zinc para construcción, bueno para el ambiente

Este material, además de contar con tantas características y propiedades, también es amigable con el medio ambiente. Su proceso de creación no hace daño en comparación con otros procesos y su punto de fusión es de 785° F.

Además de eso, es reciclable, o sea puede volverse a fundir y crear otra pieza.

¿A qué esperas para contar con este en tu próximo proyecto? Contacta con nuestro equipo de profesionales y te asesoraremos en todo lo que necesites.

LLAMAR AHORA