Instaladores de fachada ventilada

Somos una empresa especializada en cubiertas de zinc, cobre y plomo. Tenemos una sólida experiencia como instaladores de fachadas ventiladas en cualquier clase de estructura. Más de tres décadas de trayectoria en el sector respaldan nuestro trabajo. Esta ventaja comparativa nos convierte en líderes del mercado.

Póngase en contacto con nosotros y pida un presupuesto.

Contamos con las competencias necesarias para el montaje y la puesta en obra de fachadas ventiladas. Elaboramos planos con los todos los materiales necesarios de este tipo de sistema y atendemos las especificaciones técnicas de cada caso. Nuestra especialidad son los proyectos que requieren la colocación de cubiertas metálicas inclinadas.

Brindamos un servicio integral que asegura una instalación de fachada ventilada de calidad superior. Nuestro equipo de instaladores de fachada ventilada desarrolla soluciones adaptadas a los requerimientos de cada edificación para optimizar resultados y crear un diseño singular.

Materiales utilizados para fabricar nuestras fachadas ventiladas

Nuestra empresa es líder en instalación de fachadas ventiladas metálicas. Utilizamos los mejores materiales para fabricar nuestras placas: zinc, cobre, zinc titanio natural, canelones de aluminio quartz zinc, anthra zinc y plomo. Solicite información acerca de cuál es la mejor alternativa para su próximo proyecto de obra.

Las placas de nuestra compañía ofrecen una calidad excelente. Se adaptan a toda clase de formas y están disponibles en una amplia gama de colores, texturas y acabados. Consulte con nuestros instaladores de fachada ventilada cómo colocar este sistema en su próximo proyecto. Disponemos de un equipo idóneo para lograr los mejores resultados.

Beneficios de nuestra fachada ventilada metálica

Nuestras placas metálicas brindan la posibilidad de crear fachadas ventiladas ligeras (ya que pesan poco). Una de las principales ventajas derivadas de esta característica es su gran facilidad para ser colocadas por instaladores de fachada ventilada profesionales y, con ello, un coste de instalación menor a otro tipo de edificaciones.

Las placas metálicas, especialmente las cubiertas de zinc, ofrecen una gran resistencia frente a los agentes externos y las incidencias climáticas. Por este motivo, son un aliado clave para proteger los muros externos de los edificios.

Además, aseguran prestaciones cualificadas tanto a nivel estético como en cuestiones que hacen a la protección del edificio, la ocultación de conductos de todo tipo, el aislamiento térmico y acústico.

Todo lo que se debe saber sobre instaladores de fachada ventilada

Ventajas de nuestras fachadas ventiladas metálicas

Este sistema de construcción ofrece grandes ventajas estéticas, funcionales, estructurales y hasta económicas. Actualmente, la utilización de fachadas ventiladas en edificaciones es una tendencia en crecimiento en los proyectos de edificación.

Solicite a nuestros instaladores de fachada ventilada un presupuesto y acceda a todas estas grandes ventajas:

  • Eliminar los problemas de condensación: el funcionamiento por el principio físico de chimenea de la cámara de aire del sistema de fachada ventilada garantiza una ventilación natural y descarta toda clase de problemas de condensación.
  • Regular la temperatura y actúa como aislante acústico: la cámara instalada entre el muro soporte (con su capa aislante) y el revestimiento final genera una zona térmica que regula la temperatura interna del recinto y, además, disminuye el consumo eléctrico.
  • Reducir el coste de construcción: la instalación del sistema de fachada ventilada requiere un coste de mano de obra más económico que otras construcciones, ya que son elementos que sólo precisan ensamble y sujeción con grapas ocultas, en seco.
Leer más
  • Promover la protección de muros exteriores: el revestimiento de fachada ventilada protege los muros externos de los edificios de los agentes metereológicos como, por ejemplo, el granizo y la lluvia. Además, ocultan toda clase de conducción (gas, agua y electricidad).
  • Resguardar el medio ambiente: la instalación del sistema de fachada ventilada no genera escombros. Y no sólo eso, con el paso del tiempo, las placas pueden ser recicladas y reutilizadas, según sea su material. Las fachadas de zinc cumplen a la perfección esta ventaja.
  • Disfrutar de larga durabilidad: las placas de este sistema ofrecen una duración permanente para la vida de los edificios, siempre que sean de primera calidad y colocadas por instaladores de fachada ventilada competentes en el rubro.
  • Ofrecer posibilidades estéticas de vanguardia: gracias a la diversidad de materiales de las placas de fachada ventilada y su planimetría absoluta, este sistema ofrece una infinidad de posibilidades de diseño estético.

Elementos de nuestras fachadas ventiladas

La instalación de una fachada ventilada requiere de los siguientes elementos:

  • Muro soporte: esta primera pieza es el soporte donde se anclará la fachada ventilada. Recibe el peso del revestimiento y lo transmite a la estructura del edificio. Por ello, debe ser resistente y poco deformable.
  • Cámara de aire y aislante: el primero de estos elementos, refiere al espacio entre el muro soporte y el material de aplacado. El segundo, es el elemento que logra el aislamiento térmico y acústico (puede ser proyectada o adherida).
  • Sistema de anclaje: este elemento implica una responsabilidad que atender, ya que es el elemento encargado de transmitir al soporte las cargas del revestimiento (vertical, por las placas y horizontal, por el viento).
  • Revestimiento: es el elemento final, el que otorga la imagen de diseño y acabado que deseamos para cada fachada. Cada material de revestimiento su propio sistema de colocación.

Funcionamiento de nuestras fachadas ventiladas

El funcionamiento de una fachada ventilada está relacionado de forma directa con la temperatura exterior. Por esto motivo, varía significativamente según la estación del año.

Con temperaturas altas, como en verano, la cámara de aire funciona a modo de chimenea. Los rayos solares inciden en la fachada y, al mismo tiempo, calientan la cámara. Así, el aire caliente se eleva y deja espacio al aire frío. Gracias a este ciclo, el sistema de fachada ventilada logra mantener fresca la cámara y, en consecuencia, garantizar el confort del interior del recinto.

En invierno, las temperaturas bajas y la débil radiación solar dificultan el funcionamiento de la cámara a modo de chimenea. Aun así, la cámara dispone de propiedades adecuadas para mantener el calor de su aire y actuar como acumulador de más calor. Esta propiedad junto a la capa térmica mantiene la estabilidad del sistema de fachada ventilada y aseguran el aislamiento térmico.

¿Por qué elegir nuestros instaladores de fachada ventilada?

Somos una compañía líder en el mercado de revestimientos metálicos para todo tipo de estructura. Nuestros instaladores de fachada ventilada cuentan con el profesionalismo y la capacitación que demanda este clase de trabajo. No dude en consultarnos, 38 años de experiencia avalan nuestra labor.

 

12 + 7 =

LLAMAR AHORA