Las cubiertas de los edificios se encuentran siempre expuestas a las condiciones meteorológicas, ya sean agradables o adversas. Por ello, es muy importante realizar un buen aislamiento término de las cubiertas para que los edificios no sufran daños derivados de la humedad, entre otras muchas cosas.

El aislamiento térmico de las cubiertas también puede contribuir a reducir el gasto energético e incluso proporcionar cierto aislamiento acústico, lo que proporcionará un mayor confort en el interior de la vivienda.

Por tanto, se podría decir que el aislamiento térmico de las cubiertas se trata de una inversión rentable y necesaria que aumentará el confort, prevendrá daños en el edificio y favorecerá a la eficiencia energética de manera considerable, lo que, a la larga, notarás en tu propio bolsillo.

La importancia de un buen aislamiento térmico

Como hemos visto, las cubiertas de los edificios son los elementos más sensibles y expuestos a agentes externos de cualquier tipo. Pero, si bien es cierto que suelen recibir atención como reparaciones o labores de mantenimiento, estas no suelen venir acompañadas de criterios térmicos o de ahorro energético.

Si tenemos un aislamiento de mala calidad o que no ha sido revisado en mucho tiempo, podemos encontrarnos con problemas tras días de lluvia o nieve que se acaben convirtiendo en filtraciones o goteras en la cubierta del inmueble.

Las cubiertas de los edificios son partes fundamentales del sistema térmico y, en cumplimento con las exigencias del Código Técnico de Edificación (CTE), deberán ser convenientemente aisladas para minimizar la demanda energética.

Tipos de cubiertas

Dependiendo del tipo de cubierta que tengamos en nuestro edificio, podrá variar la disposición en la que se coloque la capa aislante y el tipo de materiales que se utilizarán para conseguir un buen y efectivo aislamiento térmico de la cubierta.

Cubiertas planas

Este tipo de cubiertas presentan una inclinación por debajo del 5%. Su aislamiento térmico e impermeabilización son fundamentales para el cuidado del interior del edificio. Para ello, se puede colocar de dos maneras distintas el aislamiento:

  • Tradicional: Con la capa de impermeabilización por encima del aislante.
  • Invertida: La capa aislante se coloca por encima de la impermeabilización.

También podemos encontrar diferentes clasificaciones de las cubiertas planas, según el acabado de su superficie: transitables o no, inundadas, ajardinadas… En todos estos casos, el aislamiento térmico de la cubierta sigue siendo una labor prioritaria.

Entre los elementos básicos de las cubiertas planas encontramos: el soporte estructural, pendientes, capas separadoras, capa de aislamiento, capa de impermeabilización y capa de acabado y protección de la cubierta.

Algunos de los métodos y materiales más utilizados para el aislamiento térmico de cubiertas planas son:

  • Poliestireno expandido hidrófobo (EPS-h).
  • Espuma de poliuretano proyectada in situ.
  • Poliestireno extruido en forma de planchas.
  • Placas de yeso laminado junto a lana mineral o con espuma de poliuretano.

Cubiertas inclinadas

Este tipo de cubiertas poseen más de un 10% de inclinación. Pueden clasificarse, según su número de vertientes en: cubiertas a un agua, a dos aguas, a cuatro aguas, con faldones, de pabellón o amansardada. También pueden clasificarse según su tipo de acabado o su soporte estructural.

Entre los métodos y materiales de aislamiento más utilizados para las cubiertas inclinadas encontramos:

  • Poliestireno expandido (EPS) o espuma de poliuretano.
  • Poliestireno extruido o espuma de poliuretano in situ.

Tipos de materiales aislantes para cubiertas

Un material térmico es aquel que se usa en la construcción y se caracteriza por su alta resistencia térmica gracias a su capacidad de establecer una barrera al paso del calor entre dos medios o materiales que, de manera natural, tenderían a igualar sus temperaturas.

aislante-termico-cubiertas

Aunque todos los materiales oponen, de alguna manera, cierta resistencia al paso del calor a través de ellos, algunos son más resistentes. Normalmente se consideran materiales aislantes aquellos materiales porosos o fibrosos como el poliestireno expandido, poliestireno extruido, espuma de poliuretano, lanas minerales…

A continuación, te presentamos una pequeña lista con algunos de los materiales más utilizados para el aislamiento térmico de cubiertas

Poliestireno extruido

Se trata de un aislante muy duradero, resistente al agua y con unas elevadas prestaciones mecánicas. Si se coloca sobre la capa de impermeabilización, servirá, además, para proteger dicha lámina y mejorar su durabilidad.

Además, este material es muy fácil de colocar y no se pudre, lo que lo convierte en una muy buena opción.

Poliuretano

Se compone, básicamente de petróleo y azúcar. Este material permite la elaboración de una espuma rígida y ligera que presenta más del 90% de las celdas cerradas y un buen coeficiente de conductividad térmica.

El poliuretano tiene una gran rigidez estructural, amortigua las vibraciones y no absorbe la humedad ambiental. Además, se adhiere muy bien sobre cualquier superficie, lo que hizo que fuera uno de los materiales más utilizados en los últimos años.

Lanas minerales

Se trata de un material flexible compuesto por fibras inorgánicas y constituido por un entramado de filamentos de materiales pétreos que forman un fieltro capaz de contener y mantener el aire inmóvil. Estos productos son muy ligeros y con un alto nivel de protección y aislamiento tanto térmico como acústico.

Dentro de las lanas minerales encontramos las lanas de vidrio y las lanas de roca, según su composición básica.

Paneles sándwich

También conocidos como paneles compuestos. Se componen de capas metálicas y materiales de aislamiento. Se caracterizan por su modularidad, su bajo coste de montaje, sus propiedades aislantes, alto grado de prefabricación y su peso ligero.

Se emplea con frecuencia en techos para trasteros, almacenes y talleres y para paneles de pared.

Eco-aislamiento

El aislamiento térmico de cubiertas de tipo ecológico se consigue a través de productos que, además de ofrecer unos muy buenos resultados en aislamiento acústico y térmico, sean completamente naturales y respetuosos con el medio ambiente.

Algunos ejemplos podrían ser aislantes de lino de cáñamo, corcho, lana, lino, aislamiento a base de papel reciclado…

Nos encargamos del aislamiento térmico de tus cubiertas

En Cubiertas del Centro somos profesionales expertos en el cuidado, mantenimiento y todos los trabajos relacionados con las cubiertas.

mejor-aislamiento-termico-cubiertas

Trabajamos con los mejores materiales y empleamos todas las técnicas necesarias para conseguir unos resultados excelentes. Todas nuestras rehabilitaciones se realizan tras un estudio previo detallado del estado de la cubierta para poder implementar los métodos más efectivos.

Si tienes cualquier duda, contacta con nosotros y estaremos encantados de poder ayudarte.

LLAMAR AHORA