Cuando nos disponemos a decorar las paredes de una vivienda, tenemos dos opciones: optar por la pintura, o elegir entre los diferentes tipos de revestimiento de paredes interiores. Decisión que va a depender de las preferencias, los gustos y el presupuesto de cada persona.

Si finalmente te decides por algún tipo de revestimiento de paredes interiores, conseguirás un acabado original y duradero, y podrás escoger entre una gran variedad de opciones. Tantas que, incluso, tomar la decisión puede llegar a ser una difícil tarea.

En Cubiertas del Centro queremos ayudarte y, por eso, te ofrecemos esta detallada guía con todos los tipos de revestimiento de paredes interiores y sus características.

Tipos de materiales para el revestimiento de paredes interiores

Cada material ofrece diferentes características, a nivel: estético, de calidad, de durabilidad, resistencia, necesidades de limpieza, coste e, incluso, emociones. Teniendo en cuenta estas cualidades algunos de los materiales más aconsejables son: el zinc, el acero, la madera, la piedra, el ladrillo y la cerámica.

Pero vamos a atender más en detalle a cada uno de estos materiales.

 Revestimiento de paredes interiores metálico

Tradicionalmente, eran los techos los que solían revestirse con materiales metálicos, pero, con el paso de los años, se ha puesto muy de moda este tipo de revestimiento para paredes interiores, por su acabado vanguardista y original, acompañado de una gran resistencia y durabilidad.

Uno de los materiales más utilizados en la instalación de revestimientos en paredes interiores es el zinc, ya que se trata de un material duradero, ligero, resistente a la oxidación y la humedad, y aporta un estilo clásico y discreto, a la vez que atemporal, pudiendo adquirir formas y diseños diversos sin perder su durabilidad.

También se emplean placas de cobre, latón y bronce. Además, las opciones de juntas y métodos de fijación de los materiales metálicos en las paredes interiores son mayores que para las cubiertas exteriores.

Estas juntas pueden ser planas o tener cierto relieve para dar un acabado con una ligera textura y que, en ninguna circunstancia, entraña ningún tipo de peligro al tocarlo.

revestimiento-de-interiores-1

En cuanto a la limpieza, este tipo de revestimiento para paredes interiores no suele acumular polvo en grandes cantidades, como es el caso de otras superficies. Y se recomienda emplear productos no abrasivos y sin componentes químicos, con el fin de no alterar las propiedades de los metales.

Al mismo tiempo, si se emplea cualquier tipo de producto líquido para eliminar manchas, siempre se debe pasar un trapo seco después, para que no quede ningún tipo de humedad que pueda provocar oxidación.

Aunque, un acabado muy original es, justamente, ese efecto desgastado, mediante el acabado patinado hecho a mano, junto con una capa de barniz resistente sobre el material metálico.

 Revestimiento de paredes interiores de madera

La madera es uno de los materiales más solicitados para todo tipo de decoración, pues es un tipo de revestimiento de paredes interiores que ofrece calidez y resistencia, y siempre aporta sensación de armonía y equilibrio en los hogares.

Además, según el acabado, el estilo puede ser rústico o más moderno. Y, en general, los revestimientos de madera son una buena opción cuando se desea cubrir imperfecciones en las paredes, así como mejorar el aislamiento acústico de las viviendas.

Una forma de colocación que se ha puesto muy de moda es el uso de lamas de madera, esto es, la aplicación de láminas, de diferente longitud y grosor, dispuestas en vertical u horizontal. Se puede escoger entre numerosos acabados y texturas, y su fijación es realmente sencilla, al venir preparadas con adhesivos.

Para aplicarlas, simplemente, se suelen despegar los papeles que protegen los adhesivos de los dorsos, se colocan sobre la pared, y se hace presión para que queden bien pegadas a la superficie.

Revestimiento-de-interiores-2-1

Son muchos los tipos de madera que se pueden emplear para el revestimiento de paredes interiores como: roble, pino, olivo, haya y el nogal. Eso sí, todas las maderas naturales requieren de cuidados especiales con productos específicos que aporten brillo y resistencia. Por eso, cada vez más gente opta por la compra de materiales artificiales que imitan el acabado de la madera natural, con una conservación mucho más sencilla.

 Revestimiento para paredes interiores de piedra

La piedra es otro de los tipos de revestimiento de paredes interiores más utilizado, y se suele utilizar mediante la disposición de paneles o placas. Éstas suelen ser montadas unas encima de las otras, creando distintos relieves.

Lo recomendable es utilizar este revestimiento de forma comedida, para que no quede una estancia muy recargada. Pero el resultado ofrece acabados muy modernos a la par que elegantes.

revestimiento-de-interiores-3

Uno de los materiales en piedra más elegidos es el mármol, ya que ofrece un brillo y una textura que llenan la estancia de la mejor distinción, y el ambiente no se verá recargado. De esta forma, si se opta por mármol auténtico, el precio suele ser bastante elevado, y siempre habrá que extremar la precaución para que no se raye y se estropee.

Por tanto, si no queremos delegar tanto cuidado al revestimiento, se puede optar por una imitación del mármol en un material que requiera menos cuidados, u utilizar otros materiales igual de bonitos, como la pizarra. De hecho, ésta es otra de las opciones decorativas en piedra más usadas, y su cuidado es mucho más sencillo.

 Revestimientos con azulejos de cerámica

Este tipo de revestimiento de paredes interiores es otra muy buena opción si se busca crear un ambiente acogedor. De forma habitual, estos azulejos han sido empleados para la construcción de baños y cocinas, pero actualmente, existen diseños más modernos y estilosos, que han favorecido a que su aplicación en las casas sea universal, y se creen espacios realmente originales y acogedores.

La mayor ventaja que ofrecen los azulejos es que son muy fáciles de limpiar, y son sencillos de montar sobre cualquier superficie.

Revestimientos de paredes interiores con ladrillos

Se trata de un estilo atrevido, original y que, a nivel técnico, se contradice a la intención del revestimiento como tal, pero ese estilo inacabado e industrial se cotiza mucho actualmente.

Al igual que pasa con la piedra, lo recomendable es utilizar este tipo de acabado para zonas muy concretas de la casa. Por ejemplo, se utiliza mucho en las paredes donde hay chimeneas, o para la pared donde se ubica el cabecero de la cama.

revestimiento-paredes-interiores--ladrillo

 Revestimiento vinílico o PVC

El PVC es uno de los mejores materiales aislantes que existen, tanto para los sonidos, como para la electricidad, el agua, o para las temperaturas. Es un material que impide la formación de moho y acumulación de gérmenes. Por eso, está especialmente indicado para zonas con mayor posibilidad de sufrir humedades, como los baños o las cocinas.

El vinilo, también es un material aislante, no obstante, en la actualidad, su uso está más extendido por las variadas posibilidades estéticas que ofrece, pudiendo imitar cualquier tipo de imagen.

Al mismo tiempo, y en ambos casos, su mantenimiento es muy sencillo, y puede realizarse diariamente para evitar su deterioro mediante el uso de esponjas y limpiadores domésticos.

 Revestimiento con papel y fibras naturales

Por otro lado, si te consideras una persona ecológica, el tipo de revestimiento de paredes interiores que debes escoger es el de fibras naturales. La fibra más habitual es el papel que, al igual que los vinilos, dispone de una variedad inmensa de estilos, adaptándose a cualquier tipo de decoración. Se trata de un revestimiento económico y fácil de intercambiar, pero, para su colocación se precisa de paciencia y cierta práctica.

revestimiento-paredes-interiores--papel-pintado

Otro tipo de fibras son el corcho, el junco, el coco o el nácar. Revestimientos que ofrecen textura y un acabado muy original, proporcionando un ambiente cálido y acogedor.

Revestimientos de tela

Se trata del tipo de revestimiento para paredes interiores más clásico. No obstante, eligiendo una tela con las características adecuadas, de color, textura y durabilidad, pueden adaptarse a la perfección a cualquier tipo de decoración.

Existen diseños de tela de fibra natural (rafia, lana, seda o lino), y de fibra sintética (poliéster, nailon, poliamida, viscosa). Y, en cualquier caso, su instalación es muy sencilla. Aunque, al tratarse de un tejido, lo recomendable es evitar su aplicación en estancias donde su mantenimiento peligre, como la cocina o el baño.

revestimieto-paredes-interiores---tela

La mejor empresa para revestir las paredes interiores de tu casa

Ahora que has leído nuestro post, ¿tienes claro cual es el tipo de revestimiento de paredes interiores que vas a elegir? Sin duda, revestir las paredes de tu casa es una buena inversión, a pesar del coste inicial que suponga.

Son muchas las empresas que prestan este servicio, ofreciendo todos estos tipos de revestimiento de paredes interiores. Por ello, lo más importante será elegir adecuadamente a los profesionales que vas a contratar.

En Cubiertas del Centro, te ofrecemos los mejores servicios para el revestimiento de interiores. Somos expertos en materiales metálicos, que defendemos por ser duraderos y necesitar pocas reparaciones a lo largo del tiempo.

Brindamos un servicio de calidad, integral, ágil y eficiente, basado en nuestra amplia experiencia, y a precios muy competitivos. ¿Quieres obtener más información sobre nuestros servicios? Puedes contactar con nosotros, y estaremos encantados de atender tus necesidades.

 

 

LLAMAR AHORA