El desgaste y degradación de los materiales aislantes, rotura de tejas, o procesos de dilatación y contracción en las zonas más delicadas de terrazas y azoteas como juntas entre paredes, y de éstas con los suelos, acaban provocando filtraciones de agua, que obligan a reparar goteras en la mayoría de las edificaciones con el paso del tiempo.

Esto hace necesario realizar revisiones periódicas del estado de impermeabilización de cubiertas, terrazas y azoteas, para comprobar la adherencia y situación de los materiales de construcción y aislantes empleados tales como: materiales de agarre, solado, tejas, y aislantes.

Consejos básicos a la hora de reparar goteras y filtraciones en azoteas, terrazas y cubiertas.

  • Antes de comenzar las tareas para reparar goteras tejado o azoteas, es fundamental limpiar todas las áreas en las que se va a trabajar eliminando moho, polvo, salitre o cualquier otra materia que impida el posterior agarre de productos y materiales.
  • Para conseguir el mejor resultado en la aplicación de productos, al arreglar tejado, conviene elegir días secos, en los que la cubierta o superficie a tratar no presente ninguna humedad que puede entorpecer la adherencia de materiales y productos aislantes, pero tampoco es conveniente trabajar en días demasiado soleados y calurosos, porque los productos impermeabilizantes pueden generar burbujas por efecto del calor.
  • Además hay que tener presente al realizar la elección de impermeabilizantes para reparar goteras, la compatibilidad con las características del soporte, y evitar el tránsito al menos durante un día completo después de su aplicación.

reparar goteras

Reparar de goteras y filtraciones en cubiertas

Habitualmente los problemas de goteras tejado, se deben a problemas de deterioro en juntas de estos con las paredes, juntas con chimeneas, aleros, limas, y deterioro en caballetes por falta de impermeabilización entre éste y las tejas.

Las goteras y filtraciones de agua en tejados, se identifican muy fácilmente desde el interior de la construcción que en los lugares críticos presentarán moho, manchas de humedad y deterioro de la pintura.

A continuación te explicamos soluciones para cada tipo de problema:

  • Tejados antiguos o con goteras frecuentes:

Lo primero que hay que hacer en caso de tener filtraciones de agua en tejados de éste tipo, es revisar si todas las tejas están perfectamente colocadas, o existen tejas desplazadas que hay que volver a poner en su sitio. En el caso de que falten piezas o estén rotas, habrá que reponerlas.

Conviene sujetar las piezas más vulnerables con algún tipo de sellador cubiertas de tejado o espuma de poliuretano.

Si el tejado continúa dando problemas, quizá ha llegado el momento de levantar todas las tejas e instalar placas asfálticas de tipo Onduline, recolocando las tejas posteriormente.

  • Filtraciones de agua procedentes de la unión del caballete con los faldones:

En éste caso hay que levantar el caballete para colocar un producto adhesivo impermeabilizante antes de recolocar nuevamente los elementos, restaurando el mortero que sujeta las tejas, y aplicando posteriormente algún impermeabilizante.

  • Filtraciones de agua en la zona de la chimenea:

Para evitar los problemas de dilatación provocada por el calor en ésta zona, es conveniente hacer una lima para que el agua vierta directamente sobre las tejas, levantando todas las piezas de esa área y recubriendo el soporte con algún producto aislante. Después se puede incluso instalar una lima plástica o metálica, utilizando algún tipo de masilla elástica para impermeabilizar el encuentro de ésta con el resto de superficie al reparar goteras tejado.

  • Filtraciones de agua en la zona de juntas entre tejado y paredes:

Hay que utilizar alguno de los productos para impermeabilizar y sellar las juntas totalmente, pero primero hay que asegurarse de que las paredes se encuentran en perfecto estado para que el material agarre.

  • Filtraciones goteras por las limas:

Las hojas, y otros restos sólidos pueden provocar pequeñas presas en las zonas de canalización del agua del tejado, haciendo que ésta se desvíe por otros lugares no impermeabilizados provocando goteras, y por eso es muy importante limpiar anualmente estos canales de evacuación del agua, además de mantener impermeabilizada la unión de estos con las tejas circundantes.

  • Problemas causado por los canalones:

En algunos casos existen deterioros en la unión de los canalones, o roturas de estos, por lo que también es importante revisar si están correctamente instalados, limpios y si su estado está muy deteriorado, proceder a su sustitución.

  • Problemas de filtraciones de agua por las juntas entre forjado y tejado, y entre estos y las paredes:

Se pueden resolver utilizando tejas agarradas con mortero a modo de vierteaguas, y sobre estas y la primera canal, otras a modo de caballete.

En tejados con cobertura asfáltica también hay que proteger la unión de forjado y cobertura usando piezas metálicas adheridas con productos adecuados.

  • Filtración de lluvias por aleros:

Para solucionar estos problemas hay que levantar las últimas filas de tejas e instalar lámina asfáltica antes de cubrir nuevamente.

reparar goteras

Reparar goteras y filtraciones en terrazas y azoteas

A continuación te indicamos como hacer las reparaciones:

  • Antes de adquirir los materiales impermeabilizantes, hay que asesorarse sobre los más adecuados para cada tipo de soporte, ya que cada uno presenta unas determinadas características de adherencia dependiendo de la naturaleza de los materiales a los que se deban aplicar. Reparar goteras requiere de un análisis previo de la situación
  • Después de realizar una limpieza completa como hemos comentado al principio, y con toda la superficie libre de cualquier humedad, hay que comprobar que todas las piezas de revestimiento del suelo están perfectamente agarradas y revisar todas las uniones, para detectar posibles fisuras al hacer reparaciones de terrazas.
  • A continuación hay que reemplazar las piezas rotas con ayuda de un cortafríos y una maceta, y una vez retirados los restos y con toda la superficie limpia y lisa, extender mortero impermeabilizante y colocar a nivel las piezas nuevas, como parte de la reparación de filtraciones.
  • A la hora de reparar las juntas desgastadas y fisuras, es necesario utilizar una espátula o un cúter para ampliar el espacio en que se encuentren los desperfectos, agrandando  aproximadamente al doble de su tamaño para que así penetren mejor los productos para impermeabilizar y sellar.
  • También es importante al hacer la reparación goteras, revisar y reparar posibles grietas en las paredes de la terraza y azotea por las que puede penetrar el agua, sellando las fisuras con una pasta específica adecuada a las características del material.

Dependiendo del estado general de la superficie, puede ser más recomendable evitar la reparación de filtraciones puntuales, para acometer una rehabilitación completa. Muchas veces evitamos reparar goteras de manera profesional con el objetivo de ahorrar dinero, y lo único que conseguimos es agravar el problema y tener problemas mayores

A continuación te explicamos la mejor manera de trabajar con telas impermeabilizantes:

  • Tras limpiar perfectamente toda la superficie de la cubierta con una máquina de limpieza a presión, y dejar que seque totalmente la superficie corta a la medida las planchas que necesites antes de empezar a reparar goteras
  • En primer lugar para impermeabilizar una terraza, hay que trabajar las esquinas y las aristas entre suelos y paredes extendiendo con una brocha una generosa cantidad de pintura impermeabilizante.
  • Después hay que colocar la lámina impermeabilizante cortada a la medida de cada zona, y asegurarse de que existe una perfecta adhesión con el suelo y la pared, para volver a aplicar nuevamente producto impermeabilizante hasta cubrir totalmente la tela.
  • También hay que trabajar de la misma manera todas las zonas difíciles que se pueden encontrar como sumideros, tuberías, etc…., en los que primero se extenderá el impermeabilizante, para después colocar tela cortada a cada medida, y por último volver a extender otra capa de pintura impermeabilizante.
  • Es muy importante solapar a una medida de aproximadamente tres centímetros unas con otras todas las piezas de lámina impermeabilizante.
  • Una vez que se han sellado todas las juntas y revestido las zonas difíciles, hay que continuar extendiendo el impermeabilizante líquido con ayuda de un rodillo o una brocha grande, siempre sobre un área mayor que el tamaño de la pieza a utilizar, y termina la zona impregnando con brocha o rodillo nuevamente a base de pintura impermeabilizante.
  • Después para acabar de impermeabilizar una terraza, habrá que añadir una segunda capa siguiendo las instrucciones que recomiende cada fabricante, que pueden ser antes o después de que se produzca el secado de la primera.

El mercado ofrece una gran variedad de productos para impermeabilizar terrazas y cubiertas, con diferentes características en cuanto a durabilidad, precio y facilidad de aplicación, entre las muchas posibilidades están:

, de muy fácil instalación sin juntas, muy resistente al calor y la insolación, y se presenta en estado líquido para aplicar con pistola, rodillo o brocha, pero no está muy aconsejado para impermeabilizar terrazas transitables y azoteas.

Pintura al cloro caucho impermeabilizante, se recomienda principalmente para reparaciones provisionales por su baja durabilidad. Su mejor ventaja es el bajo coste y la facilidad de aplicación.

Láminas bituminosas bajo solado:

Es un material muy fiable pero más difícil de colocar por su menor adaptación a las irregularidades, y la necesidad de calentar el material con soplete para unir las piezas. Requiere un minucioso trabajo de solapado e impermeabilización de juntas para que el sellado sea perfecto y no se produzcan filtraciones.

Se trata de un material altamente recomendado para hacer rehabilitaciones generales de terrazas y azoteas y en especial para reparar goteras

Caucho etileno:

Es un material muy resistente que se puede utilizar incluso para impermeabilizar terrazas transitables, y la elasticidad de sus láminas las hace muy adaptables para impermeabilizar zonas difíciles. Sin embargo se trata de un material que requiere de productos adhesivos y herramienta adecuada, por lo que se recomienda que su colocación sea realizada por profesionales expertos en reparar goteras

Ahora que ya sabes lo fundamental sobre reparar goteras, ponte en contacto con nosotros. Somos especialistas en tratar esta cuestión y te ofreceremos un presupuesto ajustado a tus necesidades, de tal forma de que consigas reparar goteras en tu domicilio o centro de trabajo de la mano de los mejores profesionales y un precio muy asequible

LLAMAR AHORA