Si estás pensando en qué tipo de cubierta debes poner para techar almacenes y naves industriales, en éste artículo te vamos a explicar todos los usos y beneficios de utilizar cubiertas metálicas y más concretamente cubiertas de zinc.

Pero antes de nada vamos a ver de qué tipo de material estamos hablando:

Qué es el zinc y cuáles son sus características más destacables

El zinc, es uno elementos de origen mineral que ocupa el puesto número veintitrés de todos los elementos naturales presentes en el planeta, por lo que resulta muy abundante en cualquier parte del mundo, estando presente tanto en la tierra como en el agua y aire, lo que facilita su adquisición y transformación sin necesidad de costes añadidos como el transporte a largas distancias.

Además su punto de fusión a temperaturas relativamente bajas con respecto a otros tipos de metales, hace que los costes energéticos y de transformación sean más económicos, haciendo de éste un material muy útil para fabricar cubiertas metálicas.

Este material cuenta con una serie de valores añadidos como son:

  • Resistencia a la oxidación y corrosión frente a la humedad, frente a metales como el hierro, cualidad que hace muy apto éste material para fabricación de cubiertas de chapa metálica.
  • Maleabilidad, que permite una fácil manipulación a la hora de trabajar con éste material en la instalación de estructuras metálicas ligeras.
  • Escaso peso, a la hora de su transporte de un lugar a otro, en comparación con otros tipos de materiales como piedra y metales en general, que hace muy útil éste elemento para la fabricación de cubiertas de metal.
  • Respetuoso con el medio ambiente por sus capacidades de ser reciclado de forma fácil.

Partiendo de ésta información básica, a continuación vamos a ver los usos y ventajas que ofrece éste material en cubiertas para techos naves industriales.

¿Qué ventajas aporta el uso de cubiertas metálicas a la hora de techar almacenes y naves industriales?, 10 ventajas que seguro que te convencerán

A continuación te vamos a contar las diez principales ventajas que te ayudarán a optar por las cubiertas de zinc, a la hora de instalar cubiertas naves industriales o almacenes.

  1. Bajo precio.

La primera gran ventaja de utilizar éstas planchas para cubiertas, es su bajo coste de adquisición, su ligereza en el transporte y su rapidez de montaje, lo que hace posible que se puedan instalar cubiertas muy económicas sin renunciar a aspectos tan importantes como la dureza, calidad estética, y duración.

  1. Versatilidad.

Otra de las grandes ventajas de utilizar panel chapa de zinc, es su versatilidad y posibilidades de adaptación, que facilitan su uso para realizar cubiertas de múltiples formas, y también aportan ventajas a la hora de realizar reparaciones o sustituciones de placas o planchas en caso de reparación.

  1. Resistencia a la corrosión y fortaleza ante agentes degradantes.

Su resistencia a agentes como la lluvia, humedad, nieve, o granizo, fuego, o la corrosión provocada por aves e insectos, frente a otro tipo de materiales de construcción, ha convertido a las estructuras metálicas ligeras en uno de los materiales más idóneos tanto para la instalación de cubiertas en viviendas con climas fríos y lluviosos, como en naves industriales y de servicios.

  1. Su durabilidad.

La larga duración de éste tipo de cubiertas metálicas, que permite despreocuparse de su mantenimiento, es otra de las características que hace tan atractiva la colocación de las cubiertas metálicas en general, y de zinc en particular, ya que la duración habitual es de unos cien años.

cubierta de zinc metálico

  1. Ausencia de mantenimiento.

Los techados de zinc no necesitan mantenimiento, a diferencia de los realizados con tejas de hormigón, arcilla, pizarra, u otros materiales, siempre y cuando hayan sido instalados por empresas de cubiertas especializadas, utilizando los elementos de sujeción específicos, y sistemas de sellado, para evitar el desprendimiento de las placas en condiciones atmosféricas de fuertes vientos o lluvias torrenciales.

  1. Su facilidad de instalación.

Dependiendo de la cantidad de metros que haya que cubrir, éste tipo de cubierta chapa, puede ser instalada por una empresa especializada incluso en un par de días, acortando considerablemente los plazos de entrega de las obras, y la disponibilidad de los almacenes y naves para comenzar la actividad.

  1. Su capacidad estética.

Las empresas de cubiertas de zinc ofrecen instalaciones a base de paneles, y chapas con distintos diseños y formas según la tendencia estética constructiva del lugar en el que se van a colocar, presentando  un gran número de alternativas en cuanto a estilo desde el más tradicional o clásico, hasta el más vanguardista, pasando por las cubiertas más discretas y convencionales.

  1. Ligereza de las cubiertas de zinc.

Es una característica que permite su colocación aliviando el peso que deben soportar las estructuras de carga, convirtiendo éste tipo de cubiertas ligeras metálicas, en una opción ideal para lugares en los que no se puede cargar mucho peso con el techado, ya que el peso de un techo metálico suele estar entorno a los veinticinco, setenta y cinco kilos por cada metro cuadrado, frente al peso de materiales como tejas que multiplican su peso más de diez veces en el recubrimiento de ese mismo espacio.

Las cubiertas metálicas ligeras, presentan también más ventajas con respecto a los corrugados de plástico por su menor coste, y mayor duración frente a éstos últimos que acaban deteriorándose más rápidamente por agrietamiento del material.

  1. Ahorro energético.

El ahorro energético es otra de las grandes ventajas que aportan las cubiertas metálicas, tanto para techado como revestimiento de fachadas, por contar con propiedades térmicas aislantes tanto frente al frío como al calor.

  1. Compromiso medio ambiental.

La facilidad de reciclado y reutilización de las placas de chapa, hacen que las cubiertas metálicas se conviertan en la mejor opción entre los materiales para techar a nivel ecológico, evitando los escombros habituales en caso de derribo.

cubierta metálica

Y ahora que ya te hemos explicado las estupendas ventajas que puede aportar la chapa para tejados, dado que la colocación es esencial para contar con todas las prestaciones de la forma más eficaz y duradera, a continuación vamos a ver algunos aspecto básicos a la hora de instalar éste tipo de cubiertas metálicas

Aspectos básicos a la hora de instalar cubiertas metálicas y cubiertas de zinc

Partiendo de la base de que una correcta instalación por profesionales expertos es la clave para obtener las mejores prestaciones funcionales de las cubiertas de zinc, además de contar con materiales de buena calidad, en éste apartado te vamos a contar algunos de los aspectos básicos a la hora de realizar el montaje de cubiertas metálicas.

  • Para empezar, y dado que las cubiertas de zinc no se realizan con una sola pieza, sino con la disposición del número de planchas que sean necesarias para cubrir toda la superficie a techar, hay que calcular perfectamente la cantidad de apoyos necesarios, y la distancia entre ellos, que habitualmente suelen estar a un metro o un metro quince de separación entre unos y otros en estructura metálica cubierta.
  • Utilizar todas las sujeciones necesarias para unir la cubierta incluso a las paredes y divisiones interiores.
  • Realizar un correcto solapado de las placas o chapas para tejados, que al menos deben montar unos treinta centímetros.
  • Sellado de terminaciones o encuentros de las placas de chapa contra muros o paredes, para evitar filtraciones al interior, que se deben realizar con materiales como el cemento hidrófugo o impermeable.
  • La elección de los materiales también es fundamental, a la hora de contar con aislamientos térmicos de máxima calidad bajo cubiertas de metal, para conseguir proteger el interior de la edificación del frío en invierno y el calor en verano.
  • Para conseguir un buen acabado del conjunto en los tejados de chapa, también es importante no escatimar en terminaciones, utilizando las piezas de remate más adecuadas.
  • Instalación de canalones y tuberías de aguas pluviales, también son recomendables para evitar la libre caída de aguas de lluvia desde todas las vertientes y superficie de las cubiertas metálicas.

Formas o tipos de cubierta a las que se pueden adaptar las cubiertas de zinc

Dado que éste tipo de material se presenta en paneles para cubiertas metálicas sándwich, o planchas de quartz-zinc, antra zinc, y chapas de acero galvanizado entre otras posibilidades, adaptando el diseño de forma personalizada, se pueden obtener cubiertas de todos los tipos:

Utilizando planchas metálicas para cubiertas, se pueden conseguir pendientes mínimas o máximas, y cubiertas a una, dos, tres o cuatro aguas.

Cubiertas metálicas con inclinación inferior al 3%, planas, o incluso invertidas que aportan diseños muy vanguardistas, y en las que los factores de impermeabilización y evacuación del agua desempeñan un papel fundamental.

Las cubiertas de metal, también permiten Incluir paneles solares en los faldones mejor orientados, para captar la energía solar, ahorrando costes energéticos.

Las cubiertas industriales de zinc, cuentan con un creciente número de adeptos, tanto para cubiertas para naves industriales, locales y almacenes, como para imprimir un toque vanguardista en edificaciones institucionales, museos, centros de salud y templos.

En viviendas unifamiliares y edificios de vecinos, la posibilidad de contar con apariencias estéticas tradicionales simulando tejados en distintos materiales, hace que también la demanda de cubiertas metálicas continúe en constante crecimiento.

revestimiento de zinc

Si te han convencido todas las ventajas que te ofrecen las cubiertas de zinc, termina de sorprenderte con nuestros presupuestos, contactando aquí: www.cubiertadezinc.es/

Consulta en Cubiertas del Centro cualquier duda técnica que tengas, y cuenta con nuestra larga experiencia y la calidad de nuestros servicios a la hora de instalar rápidamente revestimientos metálicos a precios muy competitivos.

 

LLAMAR AHORA