Cuando nos imaginamos qué es una cubierta de un inmueble la imagen que nos viene a la cabeza es la de un tejado tradicional, pero en la actualidad las posibilidades de cubiertas de construcción son muy numerosas y cada una ofrece sus ventajas y desventajas. La finalidad fundamental de las cubiertas es la de proteger las edificaciones de agentes externos que puedan causar daños, así como mejorar su apariencia estética. Principalmente podemos hablar de la existencia de dos tipos de cubiertas de construcción dependiendo de la pendiente: las planas y las inclinadas.

No obstante, dentro de esas dos categorías existen variaciones según sus materiales y formas. Para la fabricación de cubiertas se pueden emplear distintos materiales como: fibrocemento, zinc, paneles sándwich o chapas de acero galvanizado entre otros. Dependiendo del material que se emplee se pueden crear distintas formas a las cubiertas.

Si estás pensando en escoger cubiertas de construcción para tu empresa o vivienda habitual presta atención ya que en este artículo explicaremos los distintos tipos que existen y daremos útiles consejos para elegir la cubierta que mejor te convenga.

cubiertas construcción

1. Clases de cubiertas de chapa metálica: características y ventajas

Los materiales metálicos suelen ser siempre los más aconsejables para las cubiertas de construcción al ofrecer un gran aislamiento contra el calor y el frío. Además, las chapas metálicas siempre ofrecen un gran acabado estético y son muy fáciles de limpiar. Dentro de los distintos metales que suelen emplearse para cubrir las cubiertas de los inmuebles podemos encontrar: zinc, acero, aluminio y cobre.

Los expertos en cubiertas aseguran que las cubiertas de zinc son  las más recomendables por sus numerosas ventajas como:

  • Resistencia a las agresiones externas del clima
  • Ligereza a la hora de ser transportadas
  • Aislamiento contra las incidencias climáticas y el ruido
  • Fácil reparación y económica

En muchas ocasiones las cubiertas de chapa metálica están compuestas por tubos fáciles de malear cuyas formas pueden ser:

Curvas: están compuestas por ejes curvilíneos en los que sobresalen figuras y elementos como los cortavientos o tirantes. Este tipo de forma es muy conveniente en las zonas de lluvia para que no se produzca ninguna humedad que afecte a la construcción por completo.

Autoportantes: se caracterizan por un cerramiento o techo tipo membrana que soporta uniformemente las tensiones recibidas, brindando una buena capacidad de resistencia a las agresiones externas.

Sándwich: están compuestas por dos placas de fibra o cemento y son las más utilizadas para el aislamiento y control de las temperaturas internas y los ruidos. En las instalaciones industriales de gran tamaño siempre se suelen seleccionar este tipo de cubiertas de chapa metálica.

 

2. Cubiertas inclinadas: clasificación y ventajas

Se considera que una cubierta es inclinada cuando tiene una pendiente superior al 10%. Este tipo de cubierta está compuesta por planos inclinados que se denominan faldones. Cuando dichos faldones están orientados al sur es idóneo integrar paneles solares que sirvan para obtener energía para poder ser utilizada en los sistemas de iluminación y calefacción.

Dependiendo del número de vertientes de evacuación de agua de lluvia, las cubiertas pueden ser: a un agua, a dos, a cuatro aguas, con faldones y de pabellón. Existe una extensa variedad de materiales para cubiertas o tejados como son: la paja, la pizarra, chillas, tejas, madera y metal.

  • Paja: se suele colocar en la dirección de la caída del agua para que el agua se evacue y una de sus principales ventajas es que es muy económica.
  • Pizarra: esta piedra natural está compuesta por láminas que se suelen clavar con una capa de cartón para evitar la entrada de viento y polvo, o se colocan sobre un enlistonado de madera repellado.
  • Madera: es uno de los materiales más empleados para la construcción de cubiertas por su resistencia y acabado estético. La madera es un gran aislante térmico y se suelen barnizar para que no se filtre el agua y las estropee.
  • Metal: las cubiertas con chapa metálica cada vez son más demandadas en la actualidad para edificaciones industriales y de carácter público como hospitales y museos.
  • Chillas: consisten en tablas de madera que se clavan sobre listones. También pueden llamarse tajamaní, que son tablas desiguales y sin pulir. Este tipo de tablas suelen darse la vuelta cada 10 o 20 años para que puedan durar más a lo largo del tiempo debido a la incidencia de las temperaturas.
  • Tejas: están compuestas por cerámicas y pueden tener distintos tamaños y estar colocadas de diferentes formas. Las tejas más habituales en la construcción de tejados son: flamenca, árabe, plana y marsellesa.

cubiertas de construcción

 

3. Cubiertas planas: características y ventajas

Las cubiertas de construcción que son denominadas planas son aquellas que poseen un 3% de pendiente, ya que tienen que permitir la evacuación de agua cuando se producen lluvias. Dentro de las cubiertas de construcción planas podemos encontrar: invertidas, transitables, verdes e inundadas.

Las cubiertas de construcción invertidas están compuestas por los elementos: formación de pendiente, impermeabilización y aislamiento. Este tipo de cubiertas necesita un buen aislamiento que no se deteriore con el agua, por eso se emplean materiales como los metales o las piedras que son más resistentes.

Por otro lado, las cubiertas de construcción llamadas transitables o azoteas, son aquellas en las que se puede transitar y están rodeadas de balaustrada. En aquellas construcciones en las que se emplea la tierra, como en las zonas costeras de España, se denominan terrados. La ventaja de estas cubiertas es que las arcillas que se emplean son expansivas e impiden las filtraciones de agua.

Las cubiertas de construcción verdes están compuestas por una capa de tierra y de vegetación que cumplen con la función de aislamiento. Las plantas, además de ser un gran elemento decorativo, regulan la temperatura del ambiente. Las diferentes especies de Sedum son las plantas que más se utilizan para la realización de las fachadas o cubiertas vegetales.

Otra de las ventajas de los techos verdes es que permiten reducir las emisiones de gases tóxicos a la atmósfera, por lo que son empleadas siempre en la construcción de viviendas ecológicas.  Aunque requieren ser mantenidas y regadas con regularidad, el efecto de las cubiertas vegetales es siempre muy llamativo y actual.

Por último las cubiertas inundadas, son parecidas a las vegetales pero en lugar de plantas tienen agua, que debido a su inercia térmica aíslan a las superficies del frío o del calor. Esta ventaja hace que sean muy recomendables en los lugares donde la diferencia de temperatura  entre la noche y el día es elevada.

Cubiertas de construcción

4. Consejos para elegir la cubierta en cada tipo de construcción

Cuando debemos escoger una cubierta para nuestro negocio o domicilio existen una serie de aspectos que hay que tener en cuenta para que nuestra decisión sea siempre la más acertada posible. Dichos aspectos son los siguientes:

1.Localización: dependiendo del clima en el que se encuentre la construcción serán recomendados unos materiales u otros. En las zonas con climas húmedos donde existe una gran probabilidad de lluvia son necesarios materiales  impermeables que no se deterioren fácilmente por el agua. Sin embargo, en las zonas con climas secos donde hay menos lluvia y más sol lo aconsejable son cubiertas que aíslen del calor exterior.

2.Funcionalidad: cada actividad empresarial requiere una serie de instalaciones que definen el tipo de cubierta que será necesaria. Por otro lado, las viviendas tienden a construirse con cubiertas mucho más aislantes y más estéticas que, por ejemplo, en instalaciones industriales.

3.Presupuesto: el límite económico del que se dispone es uno de los factores decisivos a la hora de seleccionar cubiertas. Las cubiertas de chapa metálica como las de zinc, debido a las ventajas que ya mencionamos con anterioridad, son las más utilizadas en construcciones industriales y de carácter público.

4.Reparación: al estar en contacto directo con el exterior, las cubiertas deben ser resistentes para evitar ser reparadas con frecuencia. En el caso de que sea necesaria su reparación es importante haber elegido un material que no sea costoso pero fácil de restaurar. La altura en la que se disponen las cubiertas y las condiciones climáticas influyen muchísimo en la posibilidad de reparar los daños.

Las cubiertas de los edificios son una de las partes más delicadas e importantes en toda construcción, por lo que sin duda requieren una inversión meditada y responsable. El asesoramiento profesional para la elección de cubiertas es siempre imprescindible para cualquier tipo de edificación porque nos permite acertar al 100% en nuestra elección. Es importante que consultes con empresas especializadas para que no hagas un gasto innecesario que conlleve inversiones posteriores.Ten en cuenta que muchas veces es preferible apostar por materiales que sean fuertes y no se estropeen de un día para otro.

En Cubiertas de Zinc disponemos de un equipo de profesionales en el sector con dilatada experiencia cuyo objetivo es proporcionar la mejor solución a los clientes para que queden siempre satisfechos a la hora de elegir las cubiertas para sus inmuebles. Esperamos que te haya resultado de gran utilidad este artículo y si necesitas  cualquier tipo de información adicional sobre las posibilidades que ofrecen las cubiertas de zinc ponte en contacto con nosotros.

LLAMAR AHORA